La gestión de profesionales del sector de la limpieza

10-09-2019
0 Commentarios

Todos hemos escuchado alguna vez la frase: “Lo más importante de las empresas son las personas que forman parte de ella.” Sin embargo, también sabemos que en muchas ocasiones esta afirmación no se asemeja con la realidad. ​

La gestión de profesionales es todo un reto y más si se encuentran dentro del sector de la limpieza, uno de los sectores en el que se recogen datos más negativos referentes al absentismo laboral. Tanto es así que según el informe elaborado por la Asociación Profesional de Empresas de Limpieza (ASPEL), el 6% del personal que trabaja en labores de limpieza no acudió a trabajar ningún día del año. Pero ¿a qué se debe este absentismo laboral?

La falta de calidad y profesionalidad en el sector hace que muchas empresas no vean este departamento todo lo relevante que puede llegar a ser. Se da por hecho que los espacios en los que trabajamos deben de estar limpios y acondicionados, pero no siempre es así y es entonces cuando nos damos cuenta del valor real de este servicio. ¿O a alguien le gusta entrar en baño sucio?

Por eso es necesario revalorizar el sector a nivel interno, comenzando por los procesos de selección de personal. Es importante la elección de profesionales comprometidos y con actitud para desempeñar un trabajo óptimo. Además de las cualidades que presenten cada uno de los candidatos, es imprescindible que la empresa disponga de las herramientas y operativas necesarias para establecer procesos de selección óptimos y ofrecerles a los trabajadores la formación y ayuda necesaria para que puedan desempeñar su trabajo consiguiendo así el mejor resultado. La mezcla de ambas permite alcanzar el resultado que ambas partes desean y que se ve posteriormente reflejado de cara a los clientes.

El poco compromiso y el escaso valor que se da a este servicio ha hecho que de 2013 a 2018 se haya incrementado el absentismo laboral un 92%. Es decir, se ha pasado de 14.136 ausencias laborales en 2013 a 450.000 en el año 2018.  Además, la duración media de las bajas se sitúa en 56 días mientras que en el resto de los sectores es de 40 días.

Con el fin de evitar este tipo de situaciones, desde Grupo Alarcón contamos con un departamento de recursos humanos que trabaja para anticiparse y gestionar correctamente este tipo de comportamientos a la vez que se esfuerzan por conseguir que estos empleados recuperen la motivación y el compromiso perdido.

Imagen: freepik.es