Blog

Una buena desinfección de superficies puede evitar casi uno de cada cinco contagios por coronavirus

Según datos de la Sociedad Española de Epidemiología, alrededor de un 16% de los contagios se produce por contacto con superficies. En otras palabras: contagiándose mediante el contacto con algún objeto, en lugar de a través del contacto con otras personas.

 

La higienización de espacios y objetos se ha vuelto un imperativo para todo el mundo este año, pero este dato pone de manifiesto la necesidad de realizar esa higienización correctamente. Desde marzo, nos hemos acostumbrado como sociedad a medidas individuales y comunes como el uso de mascarilla, los geles hidroalcohólicos, la ventilación de habitaciones, mantener distancias adecuadas, etc. No obstante, la limpieza no es sinónimo de desinfección.

 

Este virus en concreto puede sobrevivir horas e incluso días en la misma superficie dependiendo del material. Y al ser un elemento microscópico, puede asentarse sobre casi cualquier componente. Con lo que solo con el uso concienzudo y profesional de virucidas y otros materiales desinfectantes se puede llegar a librar las superficies de la Covid-19.

 

En Grupo Alarcon somos muy conscientes de los retos que plantea esta pandemia y nos tomamos muy en serio nuestro papel ayudando a frenarla como mejor sabemos: mediante el servicio de limpieza y desinfección más profesional. Siendo la higienización una de nuestras especialidades, a raíz de esta pandemia hemos ideado y puesto en marcha un protocolo de limpieza y desinfección específico contra Covid-19. Este protocolo no solo se creó en torno a la emergencia y dimensión de la pandemia, sino a las características del virus. El protocolo es una hoja de ruta con la que nuestros profesionales se enfrentan a la desinfección del virus, y abarca zonas de especial atención, elementos de contacto, equipos y productos a utilizar y demás medidas.

 

Después de estos meses, la sociedad ha tomado conciencia de la importancia de la desinfección. Nuestra labor como expertos en el campo es la de intensificar nuestros servicios para reducir en la medida de lo posible el porcentaje de contagios por contacto con superficies.