Blog

Entrevista a María Virumbrales, Responsable de Compras

María Virumbrales lleva más de tres años trabajando en Grupo Alarcon. Forma parte del Departamento Financiero desempeñando una labor clave: la de Responsable de Compras del Grupo. Hoy nos cuenta su experiencia dentro de la compañía y su trayectoria profesional.

 

Llevas más de tres años trabajando en Grupo Alarcon, aunque previamente ya tenías una remarcable experiencia en otras empresas. ¿Podrías contarnos cómo fueron tus comienzos en la compañía y cómo ha sido tu trayectoria hasta ahora dentro de ella?


Tras 15 años ocupando puesto de Responsable Financiero en distintas compañías de las que guardo muy gratos recuerdos, llegó el fatídico año 2008 e inicié andadura en el duro mundo de la restructuración de empresas tanto a nivel financiero como de RRHH. Se me daba bien y cierto es que durante ocho años no me faltó trabajo, pero algo no terminaba de cuadrarme y me replanteé mi vida profesional. Decidí que quería trabajar para llenar el vaso y no para vaciarlo. Fue entonces cuando di el salto a Compras. Siempre había tenido una cálida relación con este departamento desde mis anteriores puestos de Financiero.

Mi llegada a Grupo Alarcón fue un regalo de cumpleaños literalmente, pues entré a formar parte de la compañía el 2 de abril de 2018, un día antes de mi 44 cumpleaños. Aún recuerdo cuando mi compañera y ahora directora RRHH Inma Cruza me llamó por teléfono para darme la noticia. El inicio fue complejo, ya que no estaba definido un departamento de compras como tal y había mucho por hacer. ¡Me puse a ello y no he parado! Tras seis meses en Grupo Alarcón decidí realizar el Máster en Dirección Estratégica de Compras y Aprovisionamientos. Lo propuse a la Dirección y me facilitaron la posibilidad de hacerlo a través de la empresa. Estaré eternamente agradecida por la oportunidad. Tras 14 meses de estudio y un TFM intenso y estimulante, conseguí tener una visión global de Compras tremendamente esclarecedora la cual me ayuda a trabajar mejor día a día.

En estos tres años de andadura hemos logrado grandes cosas.  El departamento de Compras cada vez está más definido. Implementamos procedimientos en base a las necesidades, los cuales están vivos, pues se revisan y modifican según todos vamos avanzando. Es un trabajo que nunca tiene fin, pero muy satisfactorio. El año pasado, fue un momento muy complicado en el departamento. La falta de productos, EPIS, las incautaciones en el transporte y demás contratiempos nos pusieron a prueba. Cada hora era un desafío, pero conseguimos dar a nuestros Clientes el servicio necesario trabajando muy duro. Recuerdo llegar a la oficina día a día y solo haber cuatro personas. La oficina es un hervidero constante y resultaba muy extraño el silencio. Hoy tenemos ya cierta normalidad, lo cual se agradece, pues nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes. Es condición humana y como tal nos reconocemos: tremenda lección aprendida e interiorizada.

 

Ocupas la posición de Responsable de Compras, dentro del departamento financiero. ¿Cuáles son los mayores retos en tu día a día dentro del puesto?

Cubrir todas las demandas de los stakeholders internos y externos. Gestiono íntegramente Compras de todo el Grupo y las necesidades surgen en cualquier punto de la geografía nacional. Dar respuesta que satisfaga a los demandantes es mi mayor reto diario.

En una ocasión, leí respecto a Compras: “Somos los héroes escondidos de la industria”. El trabajo en Compras es titánico: las relaciones personales son el pan de cada día, la presión es constante, el volumen tremendo, muchos temas a tratar y muchas estrategias en las que pensar. El tedio no tiene hueco en la agenda y el resultado es significativo de la buena salud del Grupo tanto a nivel humano, como financiero y operativo.

Grupo Alarcon pone mucho foco en estar al día en cuanto a últimas tecnologías y productos ecológicos para ofrecer la mayor optimización a sus clientes y también un respeto por el medio ambiente. ¿Cómo afrontáis estos aspectos desde el departamento de compras?

Hace dos años, tras muchas horas de estudio y dedicación, propuse implantar en nuestros centros de trabajo sistemas y productos sostenibles, y en este camino estamos. Es un objetivo a medio largo plazo, dado que es un tema importante y complejo. De hecho, estamos trabajando en un post específico sobre ello que os sorprenderá gratamente. Todos podemos implementar en nuestras vidas acciones que hagan que nuestra huella sea mucho menor en el medio. Hemos conseguido concienciarnos, solo queda dar el gran paso para empezar a cooperar y en Grupo Alarcon lo iniciamos hace ya 24 meses. Os animo a todos a que empecéis, pues es maravillosamente gratificante.

 

Dado que conoces bien la compañía tras varios años siendo parte de ella, ¿qué valores destacarías del Grupo? ¿Cómo es el trabajo dentro de la compañía?

Principalmente intenso, un solo proceso conecta a prácticamente todos los departamentos en el que los mecanismos de comunicación son muy importantes. En este sector el tiempo nunca juega a nuestro favor y la celeridad es un requisito que todos debemos cumplir. La capacidad de escucha que todos tenemos considero es el mayor valor del Grupo.

 

Y de puertas hacia afuera, ¿cuáles crees que son las cualidades que diferencian a Grupo Alarcon en el trato con los clientes?

Cada Cliente tiene nombre y apellidos y desde la oferta que envía comercial hasta el fin de contrato todos y cada uno de nosotros les llamamos por su nombre y apellidos. El ofrecer un servicio personalizado y basado en la confianza es clave. Cuando llegas cuesta acostumbrarse, gestionamos más de 3000 centros en todo el país y son muchos nombres y apellidos, ¡pero realmente funciona! En Grupo Alarcon nadie es un código.