Blog

La importancia de la limpieza en Empresas de Alimentación: objetivos y procedimientos

Las empresas dedicadas a la producción de productos cárnicos, lácteos, panificadoras, frescos o congelados deben cumplir un riguroso proceso de limpieza y desinfección. Es por ello que la limpieza en empresas de alimentación es un servicio esencial.

Objetivos de la limpieza y desinfección de las empresas alimentarias.

La limpieza en empresas de alimentación tiene como objetivo combatir la proliferación y actividad de los microorganismos que pueden contaminar los alimentos y ser causa de su deterioro.

La limpieza es el procedimiento previo que busca disminuir los elementos sucios que entorpezcan la posterior acción de exterminar los microorganismos, denominada desinfección. Ambos son procedimientos distintos pero complementarios. Antes de aplicar una solución desinfectante se debe limpiar las superficies con detergente, independientemente de los diferentes tipos de suciedad.

En Grupo Alarcon somos conscientes de las nuevas tendencias del sector y por ello, trabajamos con especialistas que emplean en todos los procedimientos de limpieza en empresas de alimentación la tecnología más avanzada, consiguiendo crear espacios limpios y seguros.

Operaciones previas a la limpieza y desinfección.

El cuidado y la prevención de todos los servicios que realiza Grupo Alarcon es primordial a la hora de llevar a cabo una limpieza. Los trabajadores antes de comenzar con la limpieza, se desinfectan las manos con un producto bactericida y están correctamente equipados con gorro y uniforme.

Procedimientos de limpieza en empresas de alimentación

El proceso de limpieza debe seguir un procedimiento muy riguroso para asegurar la desinfección de los microorganismos. Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Eliminar los residuos de mayor volumen de las superficies.

  • Para despegar adecuadamente la capa de suciedad y de bacterias se aplica una solución detergente.

  • Una vez esté aplicada la solución detergente, se aclara con agua para eliminar la suciedad adherida a la superficie y los restos del detergente. Es aconsejable usar agua con una temperatura de 43-50ºC y con presión de 15-25 atmósferas. 

  • En el caso de que la zona o superficie requiera una mayor limpieza, se procederá a realizar una desinfección rigurosa. Si se tratan de superficies se realizará a través de un proceso de pulverización y si corresponde a piezas o utensilios pequeños a través de inmersión. 

¿En qué se diferencia nuestro servicio de limpiezas en empresas de alimentación? 

En Grupo Alarcon nos diferenciamos por llevar a cabo una limpieza sostenible. Nos responsabilizamos con el medio ambiente y empleamos productos de química verde para evitar o disminuir el impacto en el planeta.

Además, ejecutamos un plan de limpieza personalizado e integral de todo tipo de empresas de alimentación a nivel nacional. ¡Contacta con nosotros y resolveremos todas tus dudas!